Beneficios

Beneficios Extras

Una vez que comience a consumir la terapia celular regularmente como es recomendado, con el pasar del tiempo tanto su vida personal como su carrera pueden ser cambiadas positivamente como consecuencia de los resultados adquiridos. Sentirá la diferencia en todos los aspectos del funcionamiento de su organismo, y es que la terapia Celular actúa repotenciando las células que no funcionan de manera óptima [1]. Algunos de los cambios que puede llegar a notar son los siguientes:

Atenuación de las arrugas de su rostro viéndose así más atractivo [2] y debido a la mejoría en su salud es posible que su cuerpo luzca más esbelto.

Su desempeño sexual mejorará, aumentando la resistencia y vitalidad, lo que conlleva a una vida sexual más satisfactoria y una relación más estable.

Se puede presentar un reforzamiento en su sistema inmunológico [3] y sus problemas de salud serán aliviados.

Es posible que se presente un aumento de energía [4] y resistencia general, lo que puede conllevar a estar más activo mientras trabaja.

Una vez que sienta los beneficios en su organismo se puede sentir mucho mejor tanto física como mentalmente.

Los resultados y beneficios que se pueden obtener tomando el tratamiento celular son difíciles de describir más allá de lo que aparece aquí debido a que sería muy extenso explicarlo a detalle y además que puede variar individualmente según el metabolismo del paciente, es por eso que usted necesita experimentar el tratamiento por su propia cuenta para describirlo a su propio juicio.

Después de estar tomando las cápsulas de terapia celular, con el pasar del tiempo su cuerpo comenzará a mostrar cambios mucho más notables. Es posible que sus articulaciones y platos estén más flexibles [5]. El vigor y la energía reemplazarán el letargo previo. Se puede presentar una nueva voluntad y deseos de experimentar quéhaceres de la vida, por lo tanto este deseo lo conllevará a iniciar nuevas actividades físicas. Se puede presentar una renovación en la satisfacción sexual a nivel general.

Esto no sólo se verá reflejado en la parte interna de su cuerpo sino también en la parte externa, así como por ejemplo, una mejoría en la claridad de los ojos o textura, color y aspecto de la piel.

Con el pasar del tiempo, al estar tomando el tratamiento de terapia celular (dependiendo de su tipo de vida individual), se puede comenzar a sentir y disfrutar lo siguiente de manera gradual:

  • Rejuvenecimiento y antienvejecimiento.
  • Mayor flexibilidad en las articulaciones y los platos óseos.
  • Una enorme mejoría en el sistema inmune contra enfermedades.
  • Una inmensa mejoría en la inteligencia y agilidad mental.
  • Aclaramiento de la pigmentación facial.
  • Refinamiento de los poros faciales y un resplandor en su piel.
  • Una textura en la piel más delgada un tono de color más uniforme, mejoría en la elasticidad de la piel y consistencia de la misma, y reducción de las arrugas.
  • Un sueño más profundo y relajante.
  • Una mejoría en la estamina y nivel de energía, previniéndolo de sentirse cansado fácilmente.
  • Ayuda en el Control Sexual, potenciando así la vitalidad.
  • Renovación de la satisfacción sexual.
  • Alivio del estreñimiento.
  • Disminución de la tensión premenstrual y relación con problemas femeninos.
  • Reducción del síndrome Pre-Menopáusico y retraso de la menopausia, una señal del envejecimiento.
  • Firmeza y levantamiento gradual del busto y desarrollo del mismo, en algunos casos en mujeres con una talla de los senos baja.
  • Estabilización del peso a un nivel normal.
  • Concentración del suero disminuido del colesterol y triglicéridos.
  • Disminución del riesgo de enfermedad en el corazón y cáncer.
  • Alivia los síntomas relacionados con algunas enfermedades crónicas.
  • Más vigor y energía, y un gran apetito para disfrutar y estar activamente más relacionado con la vida.

Referencias

1.- Sheridan, Philip L., et al. “Generation of retroviral packaging and producer cell lines for large-scale vector production and clinical application: improved safety and high titerMolecular Therapy 2, no. 3 (2000): 262-275.

2.- Becerra, José, Leonor Santos-Ruiz, José A. Andrades, and Manuel Marí-Beffa. “The stem cell niche should be a key issue for cell therapy in regenerative medicineStem Cell Reviews and Reports 7, no. 2 (2011): 248-255.

3.- Griffith, Linda M., Morton J. Cowan, Luigi D. Notarangelo, Jennifer M. Puck, Rebecca H. Buckley, Fabio Candotti, Mary Ellen Conley et al. “Improving cellular therapy for primary immune deficiency diseases: recognition, diagnosis, and managementThe Journal of allergy and clinical immunology 124, no. 6 (2009): 1152.

4.- Yamada, Satsuki, Timothy J. Nelson, Ruben J. Crespo-Diaz, Carmen Perez-Terzic, Xiao-Ke Liu, Takashi Miki, Susumu Seino, Atta Behfar, and Andre Terzic. “Embryonic stem cell therapy of heart failure in genetic cardiomyopathyStem Cells 26, no. 10 (2008): 2644-2653.

5.- Magne, David, Claire Vinatier, Marion Julien, Pierre Weiss, and Jérôme Guicheux. “Mesenchymal stem cell therapy to rebuild cartilageTrends in molecular medicine 11, no. 11 (2005): 519-526.